Cuando sabes que no tengan a pagar, mejor la culeeas un rato a la ramera